Minorías raciales/étnicas seriamente afectadas por diabetes tipo 2: Esto es lo que podemos hacer

A. Enrique Caballero, MD

Para leer en inglés

Probablemente usted sabe que la diabetes tipo 2 se ha convertido en un problema enorme en el área de salud en los Estados Unidos de Norteamérica (EUA) y en el resto del mundo.

Las personas con diabetes tipo 2 no pueden utilizar la glucosa (azúcar) que se obtiene de los alimentos como fuente de energía de forma eficiente. En consecuencia, los niveles de azúcar en la sangre están por encima de lo normal. Con el tiempo, esto puede causar complicaciones serias e incluso fatales como enfermedad cardiovascular, enfermedad de los riñones y enfermedad vascular cerebral. La elevación persistente del azúcar puede causar también problemas que interfieren con la calidad de vida, incluyendo cambios en la visión, dolor en las piernas por afección de los nervios (neuropatía) así como infecciones que no se curan tan rápidamente.

¡Se estima que 415 millones de adultos en el mundo sufren de diabetes, y que para el año 2040 esta cifra aumentará a 642 millones! Es un problema enorme tanto por el número de personas afectadas, así como por las consecuencias de la enfermedad si no es controlada adecuadamente. De los 30.3 millones de adultos con diabetes en los EUA, ¡23.1 millones de ellos sabían que tenían la enfermedad y 7.2 millones no lo sabían! Es aún más preocupante la gran cantidad de personas que tienen prediabetes, etapa en la que los niveles de azúcar están altos y muy cercanos a los considerados para las personas con diabetes. Se estima que en año 2015, 84.1 millones de personas en EUA mayores de 18 años tenían prediabetes.

Algunas poblaciones son especialmente vulnerables ante la diabetes y sus complicaciones

Si todas estas cifras son desalentadoras, la situación es aún peor para las minorías étnicas y raciales en EUA. Los Latinos/Hispanos, Afro-americanos, Indios Americanos, Nativos de Hawái o Islas del Pacífico, los Arabes-americanos, y los Asiático-americanos tienen un riesgo muy alto de desarrollar diabetes y sus complicaciones.

¿Porqué? Existen factores genéticos que afectan tanto la capacidad del páncreas para producir insulina suficiente, así como para responder a ella. Además, algunos de estos grupos tienen cierta tendencia a acumular grasa en el vientre (obesidad abdominal). Esto puede conllevar a alteraciones metabólicas que aumentan el riesgo de diabetes, enfermedad del corazón y otras alteraciones. En estos grupos, la alimentación inadecuada y la actividad física insuficiente son factores comunes que causan sobrepeso u obesidad, que a su vez aumentan el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Existen otros factores no médicos que también influyen en el desarrollo y/o falta de detección oportuna de la enfermedad como son el nivel socioeconómico bajo, el nivel de educación y comprensión en salud bajos, algunos aspectos culturales y el acceso limitado a servicios de salud en muchos de los integrantes de estas poblaciones.

¿Qué podemos hacer?

Si nos detenemos aquí en esta historia, usted podría quedarse con la impresión de que estos grupos son completamente responsables de la magnitud de sus problemas de salud y que no hay mucho que podamos hacer al respecto. Pero eso no es así. Podemos y debemos reconocer las disparidades en los tipos y la calidad de servicios de salud que se ofrecen a estos grupos que pueden influir en el desarrollo y curso de enfermedades como la diabetes.

En 1999, el congreso de los EUA asignó al Instituto de Medicina que evaluara disparidades posibles en los servicios de salud entre los distintos grupos raciales y étnicos. El objetivo fue identificar factores que contribuyesen a tales disparidades y así poder desarrollar estrategias para mitigarlos.

El reporte de ese estudio, Tratamiento desigual: Enfrentando las disparidades en salud en varios grupos étnicos/raciales, encontró que la calidad de atención en servicios de salud fue menor en los grupos étnicos/raciales minoritarios, aún después de eliminar la influencia en el análisis de factores como el acceso a los servicios de salud, el ingreso económico, la edad y la severidad de varias condiciones médicas. Este estudio demostró que estos grupos minoritarios tienen incluso una menor posibilidad de recibir procedimientos médicos de rutina. Habitualmente reciben también una calidad de atención mas baja en el área de diabetes y otras enfermedades relacionadas.

Uno de los primeros pasos para resolver estos problemas de salud es crear conciencia de los mismos en el público en general, proveedores y sistema de salud, compañías de seguros médicos y legisladores. Es de importancia particular el que los proveedores de salud identifiquen los factores biológicos, sociales, psicológicos, económicos y culturales que influyen en el desarrollo y curso de la diabetes y otras enfermedades y que rutinariamente los consideren al desarrollar programas de prevención y tratamiento para estos grupos.

Hemos logrado mucho en la lucha contra la diabetes. Sin embargo, al seguir adelante con nuestro esfuerzo colectivo para mejorar la vida de las personas con diabetes y de las que están en riesgo de desarrollarla, no debemos olvidar que hay algunos grupos a los que debemos extender la mano de manera particular. Es simplemente, hacer lo correcto.

El Dr. Caballero recibió recientemente un reconocimiento especial por la Alcaldía de Boston por su compromiso inquebrantable y trabajo continuo para mejorar la salud de la población Latina/Hispana.

Post a Comment:

This blog aims to provide reliable information as well as healthy dialog about the topics covered. We reserve the right to delete comments for any reason, particularly those that do not relate directly to the contents of this post, are commercial in nature, contain objectionable or inappropriate material, or otherwise violate our Privacy Policy. Promotional URLs will be removed from comments. Comments on this blog do not represent the views of our editors or Harvard University, and have not been checked for accuracy. All comments submitted to this site become the non-exclusive property of Harvard University.