Recargue su Energía

La fatiga es un síntoma, no una enfermedad, y se experimenta de manera diferente por diferentes personas. Por ejemplo, la fatiga que siente al final deun largo día o después de un cambio de zona horaria puede sentir similar ala fatiga resultante de una enfermedad. La diferencia es que la fatiga del estrés o la falta de sueño por lo general desaparece después de un descanso de una buena noche, mientras que la fatiga es otra más persistente y puede ser debilitante, incluso después de un sueño reparador.Informe Especial de Salud de Harvard, aumentando su energía, proporcionaasesoramiento e información de expertos de renombre mundial para ayudar a los médicos a descubrir la causa y encontrar el tratamiento adecuado o los cambios de estilo de vida.

Recargue su Energía Cover

Improving Sleep: A guide to a good night's rest

When you wake up in the morning, are you refreshed and ready to go, or groggy and grumpy? For many people, the second scenario is all too common. This report describes the latest in sleep research, including information about the numerous health conditions…

Learn More »

Benjamin Franklin escribió una vez que en este mundo lo único seguro es muerte y los impuestos. Sin embargo, la fatiga sin duda debería añadirse esta lista. Después de todo, ¿quién no se ha sentido alguna vez exhausto, incluso por períodos prolongados?

A menudo, la fatiga es de esperarse, por ejemplo, si nos estamos recuperando de una gripe o no hemos estado durmiendo lo suficiente. Tal vez, como tanta gente, usted está tratando de hacer demasiado y el estrés consiguiente —unos de los principales contribuyentes a la fatiga— lo está agotando.

Sin embargo, en algunos casos la fatiga es un signo de que algo anda mal y debe consultarse con el médico. Por ejemplo, la fatiga es uno de los síntomas principales de muchas enfermedades que requieren atención médica, como depresión, insuficiencia cardíaca congestiva, anemia, hipotiroidismo y diabetes. Cuando estas afecciones se tratan, la fatiga suele desaparecer.

Es posible que la fatiga, como la muerte y los impuestos, sea en efecto una parte ineludible de la vida. Pero eso no significa que haya que resignarse. Este informe especial de salud le ofrece la información más reciente sobre la fatiga, así como estrategias para ayudarle a recuperar la energía física y mental que necesita para disfrutar al máximo de la vida. Incluye un programa especial de siete pasos para ayudarle a mejorar su nivel de energía, fortaleza, estado de ánimo y salud general.

Este informe especial de salud fue preparado en consulta con David M. Dawson, M. D., Profesor de Neurología de la Facultad de Medicina de Harvard, y Anthony L. Komaroff, M. D., Profesor de Medicina de la Facultad de Medicina de Harvard. (2008)

Energía y fatiga
Las cambiantes percepciones de la fatiga
¿Cuán común es la fatiga?
Alimentación y energía
Señales de la fatiga

La influencia que ejercen sus ritmos biológicos 
Su reloj biológico
La melatonina y otros químicos cerebrales

El envejecimiento y la energía  
Cambios circadianos 
Cambios físicos
Factores del estilo de vida

¿Qué causa la fatiga?
Estrés
Depresión y ansiedad
Exceso de trabajo
Menopausia
Dificultades del sueño
Medicamentos
Alcohol
Inactividad
Factores nutricionales
El cuidado de un pariente
Síndrome de fatiga crónica
Fibromialgia
Esclerosis múltiple
Otras afecciones médicas

Cuándo consultar a un médico  
Descripción de los síntomas 
Evaluaciones médicas
Hacer un diagnóstico

SECCIÓN ESPECIAL: Un plan de siete pasos para aumentar de inmediato su energía natural

Vitaminas, hierbas y suplementos: ¿Funcionan los activadores de energía?

Glosario


Recursos 

El envejecimiento y la energía

Es casi universal escuchar a las personas sobre los 35 años lamentarse que no tienen tanta energía como solían tenerla cuando eran más jóvenes. Una de las quejas más comunes es que ya no pueden mantenerse despiertos hasta tan tarde en la noche como lo hacían en el pasado y aun así funcionar en forma normal al día siguiente. Las personas también notan que no son tan fuertes como solían serlo o que sus músculos ya no se mueven tan rápido.

Cambios circadianos

Aunque una fatiga mayor no es inevitable, a medida que envejecemos, existen ciertos factores relacionados con la edad que lo hacen sentir más débil y, en general, menos enérgico. Por un lado, su ciclo circadiano avanza, lo que hace que usted quiera dormirse más temprano en la noche y despertar más temprano en la mañana. De hecho, el factor influyente más importante en el sueño es el envejecimiento.

A medida que la gente envejece, el insomnio se vuelve más común. Por razones incomprendidas, las personas mayores gastan menos tiempo en el sueño profundo, el tipo de sueño que es considerado el más importante para recuperar su energía. Mientras menos sueño profundo usted tenga, mayor será la cantidad de veces que se despierte en medio de la noche. A su vez, mientras mayor sea la frecuencia con la que se despierta durante la noche, menos descansado se sentirá al día siguiente. La cantidad de sueño profundo que tienen las personas cada noche a los 30 años es aproximadamente la mitad de la cantidad que tenían a los 20 años. Después de los 30 años, sigue disminuyendo el sueño profundo y aumentando la cantidad de veces que se despierta la persona en la noche. Durante la mediana edad, las personas no sólo despiertan más veces durante la noche, sino que tardan más en volver a dormirse. A los 65 años, las personas pasan menos de 5% del tiempo que duermen en sueño profundo, en comparación con aproximadamente el 20% que experimentaban cuando tenían 20 años.

Además, los niveles de melatonina disminuyen con la edad y prácticamente desaparecen en los adultos mayores. Debido a que la melatonina ayuda a que se sienta somnoliento en la noche, su disminución hace que sea más difícil quedarse dormido. Las reducciones de la melatonina y del sueño profundo ayudan a explicar por qué el insomnio se vuelve más común con los años.

A medida que envejece, lo más probable es que recupere el déficit de sueño nocturno con una siesta. No obstante, dormir una siesta puede empeorar el insomnio ya que es posible que no se sienta lo suficientemente cansado a la hora de dormir.

No reviews have been left for this this report. Log in and leave a review of your own.