ENTENDIENDO LA DEPRESIÓN

La depresión es mucho más que un ataque pasajero de tristeza o abatimiento o que sentirse desanimado. Puede dejarle la sensación de estar soportando un gran peso todo el tiempo y quitarle el placer por las actividades que alguna vez le resultaron placenteras. Un tratamiento eficaz puede mejorar su estado de ánimo, fortalecer los lazos con sus seres queridos y ayudarle a disfrutar de sus intereses y pasatiempos y volver a sentirse la persona que siempre fue.

ENTENDIENDO LA DEPRESIÓN Cover

Stress Management: Approaches for preventing and reducing stress

While some stress is inevitable, when your body repeatedly encounters a set of physiological changes dubbed the stress response, trouble can brew. Stress may contribute to or exacerbate various health problems. But it’s possible to dismantle negative stress cycles. This report can help you identify your stress warning signs and learn how to better manage stressful situations.

Learn More »

A todos nos toca sentirnos tristes en diferentes momentos de nuestra vida, pero la depresión puede tener un impacto enorme y durar mucho tiempo. Es mucho más que un ataque transitorio de tristeza o abatimiento, o que sentirse desanimado. Puede dejarle la sensación de estar soportando un gran peso todo el tiempo y quitarle el placer por las actividades que alguna vez le resultaron placenteras.

Por suerte, hay tratamientos eficaces. Un estudio reciente demostró que siete de cada diez pacientes que siguieron su tratamiento superaron la depresión por completo.

Un tratamiento eficaz puede mejorar su estado de ánimo, fortalecer los lazos con sus seres queridos y ayudarle a disfrutar de sus intereses y pasatiempos y a volver a sentirse como la persona que siempre fue.

Este informe ofrece información detallada sobre opciones de tratamiento como medicación, terapia, ejercicio y enfoques nuevos como la estimulación magnética transcraneal. También aprenderá sobre la biología de la depresión y el trastorno bipolar. El informe también incluye una sección especial con consejos prácticos para superar los obstáculos y obtener el mejor tratamiento.

Fue preparado por los editores de Harvard Health Publications en colaboración con Michael Craig Miller, M.D., jefe de redacción de The Harvard Mental Health Letter y Profesor Adjunto de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Harvard. (2008)

¿Qué es la depresión?

¿Qué es la depresión mayor?

¿Qué es la distimia?

¿Qué es el trastorno bipolar?

 

¿Cuál es la causa de la depresión?

El cerebro

Los genes

Acontecimientos estresantes de la vida

Problemas médicos

Medicamentos

 

Suicidio: reconocer el riesgo

Otras causas de preocupación

 

¿Cómo se diagnostica la depresión?


Cómo tratar la depresión

Lo que debe saber acerca de los medicamentos

Medicamentos para la depresión

Medicamentos para el trastorno bipolar

Psicoterapia para la depresión y el trastorno bipolar

Terapia electroconvulsiva

Enfoques nuevos

 

Tratamientos alternativos para la depresión

Hierbas y suplementos

Ejercicio

Meditación de “atención plena”

 

Estrategias para el éxito:

consejos para sobrellevar las dificultades más frecuentes y recibir un buen tratamiento

Superar el estigma

Abrirse camino por el sistema de atención de salud

Cumplir fielmente el tratamiento

Manejo de los efectos secundarios

 

El problema de las recaídas

Beneficios de un tratamiento agresivo

Manténgase al día con los medicamentos

 

Obtener ayuda


Depresión, sexo y edad

Diferencias entre los sexos

Niños y adolescentes

Adultos mayores

 

Glosario


Recursos

FIGURA 1 I ÁREAS DEL CEREBRO AFECTADAS POR LA DEPRESIÓN

Amígdala: la amígdala forma parte del sistema límbico, un grupo de estructuras que se encuentran en el área profunda del cerebro y que se asocian con las emociones como el enojo, placer, tristeza, temor y el impulso sexual. La amígdala se activa cuando una persona tiene recuerdos que tienen una carga emocional; por ejemplo, una situación atemorizante. La actividad en la amígdala es mayor en una persona que está triste o clínicamente deprimida. Esta mayor actividad continúa incluso después de que el paciente se recupera de la depresión.

Tálamo: el tálamo recibe la mayor parte de la información sensorial y la transmite a la parte que corresponde en la corteza cerebral, la cual controla las funciones de alto nivel, tales como el habla, las reacciones conductuales, el movimiento, el pensamiento y el aprendizaje. Algunas investigaciones sugieren que el trastorno bipolar puede deberse a alteraciones en el tálamo, el que ayuda a conectar la información que se recibe a través de los sentidos con sensaciones de agrado o desagrado.

Hipocampo: el hipocampo forma parte del sistema límbico y tiene un papel destacado en el procesamiento de la memoria a largo plazo y los recuerdos. La interacción entre el hipocampo y la amígdala puede explicar el dicho “mordido una vez, dos veces precavido”. Esta es la parte del cerebro que registra el temor cuando usted se enfrenta a un perro que le ladra con agresividad, y el recuerdo de esa experiencia puede hacer que usted les tema a todos los perros que se encuentre después. El hipocampo es más pequeño en algunas personas deprimidas, y la investigación sugiere que la exposición continua a la hormona del estrés impide el crecimiento de las células nerviosas en esta parte del cerebro.

No reviews have been left for this this report. Log in and leave a review of your own.